Verdades sobre los hombres – Humor

Verdades sobre los hombres – Humor

32 frases de humor sobre los hombres

Recopilatorio de frases más o menos irónicas y más o menos estereotipadas sobre el género masculino.  ¡Tómatelo con humor!

Humor masculino 1

  1. La única diferencia entre un niño y un adulto es el precio de sus juguetes.
  2. A los hombres les gusta hacer barbacoas. Siempre cocinarán si implica un peligroso desafío.
  3. Los hombres con piercing en las orejas están mejor preparados para el matrimonio; han experimentado el dolor y la compra de bisutería.
  4. Si le compras a tu marido o novio una videocámara, durante la primera semana que la tenga cierra la puerta con cerrojo cuando vayas al baño.
  5. Casarse con un divorciado es ser ecológicamente responsable; En el mundo hay menos hombres que mujeres, hay que reciclar.
  6. Los hombres adoran los aparatos con muchos botones y funciones. Les hace sentirse importantes.
  7. La forma en que un hombre se mira en el espejo te dirá si puede preocuparse por alguien más.
  8. No trates de enseñarle a un hombre a hacer algo en público. Pueden aprender en privado; en público tienen que saber hacerlo todo.
  9. Un buen sitio para conocer hombres es la tintorería. Esos hombres, generalmente, tienen trabajo y cuidan su aseo personal.
  10. Todos los hombres odian escuchar “Necesitamos hablar de nuestra relación.” Estas siete palabras les meten más miedo en el cuerpo que ir a la mili por segunda vez.
  11. Los hombres son muy sensibles en un sentido extraño: Si un hombre enciende un fuego y el último tronco se resiste a quemarse, se lo tomará como una ofensa personal.
  12. Los hombres son lo suficientemente valientes para ir a la guerra pero no para depilarse sus partes intimas con cera caliente.
  13. Los hombres no tienen celulitis. Dios debe ser hombre.
  14. Los hombres lo tienen más fácil a la hora de comprar trajes de baño: Las mujeres tienen dos clases: deprimente y deprimente, los hombres tienen dos tipos: hortera y hortera.
  15. Los hombres tienen la temperatura corporal más alta que las mujeres. Si pasas frío en el invierno, te recomiendo que duermas próxima a un hombre. Los hombres son como calefactores portátiles que roncan.
  16. Las mujeres se toman la ropa mucho más en serio que los hombres. Jamás he visto a un hombre entrar en una fiesta y decir “Oh, Dios mío, que espanto; sácame de aquí ahora mismo. Hay otro hombre que lleva también un esmoquin negro.”
  17. La mayoría de los hombres odia ir de compras. Por eso la sección de ropa masculina suele estar en el primer piso de los grandes almacenes y a escasos centímetros de la puerta.
  18. Si un hombre te prepara la cena y la ensalada contiene más de tres tipos de lechuga diferentes, es que va en serio.
  19. Ningún hombre que anuncie cervezas tiene barriga.
  20. Los hombres son menos sentimentales que las mujeres. Ningún hombre ha visto la película “Algo para Recordar” dos veces, voluntariamente.
  21. La mayoría de las mujeres son introvertidas: “Estaré enamorada? Estoy emocional y creativamente satisfecha?” La mayoría de los hombres son extrovertidos: “Ganó mi equipo? Cómo estará mi coche?”
  22. Los hombres odian perder. Una vez machaqué a mi marido al tenis. Luego le pregunté, “¿Vamos a seguir igual de enamorados?” El contestó, “Sí, pero no el uno del otro.”
  23. Los hombres que pueden comer de todo y no engordan, deberían hacerlo fuera de la vista de una mujer.
  24. Librarse de un hombre sin herir su masculinidad es un problema. “Vete ” y “No quiero volver a verte jamás ” podría sonar como un reto. Si quieres librarte de un hombre, sugiero que le digas, “Te quiero… quiero casarme contigo y ser la madre de tus hijos…” A veces dejan huellas de neumáticos…
  25. Los hombres aceptan los cumplidos mucho mejor que las mujeres. Ejemplo: “Pepe, qué buen aspecto tienes.” Pepe: “Gracias.” Por otro lado, :”María, qué buen aspecto tienes.” María: “¿De verdad? Debe de ser la luz.”
  26.  Los hombres no sienten la urgencia de casarse tanto como las mujeres porque todas sus ropas tienen los botones y cremalleras en la parte delantera. Los vestidos femeninos generalmente llevan los botones y cremalleras en la espalda. Necesitamos a los hombres emocional y sexualmente hablando, pero también los necesitamos para vestirnos.
  27. Los hombres tienen tanta confianza en sí mismos porque crecieron teniendo como modelos a superhéroes. Las mujeres tienen una imagen tan mala de si mismas porque crecieron teniendo como modelo a Barbie.
  28. Cuando una mujer se pone algo de su armario y nota que le viene pequeño, piensa que ha engordado. Cuando un hombre se prueba algo de su armario y nota que le viene pequeño, piensa que la ropa ha encogido.
  29. La menopausia masculina es mucho más divertida que la femenina. En la menopausia femenina, ganas peso y tienes sofocos. En la masculina, sales con chicas jóvenes y conduces motos.
  30. Los hombres lo olvidan todo, las mujeres lo recuerdan todo. Por eso existe la moviola en el fútbol: Ya se han olvidado de lo que pasó.
  31. A los hombres les gustaría la monogamia si la palabra sonara menos monótona.
  32. A todos los hombres todavía les encantaría tener un tren eléctrico.

 

***** Diario de ella VS  Diario de él*****

Pareja distanciada

Diario de ella

El sábado por la noche lo encontré raro. Habíamos quedado en encontrarnos en un bar para tomar una copa. Estuve toda la tarde de compras con unas amigas y pensé que era culpa mía porque llegué con un poco de retraso a mi cita, pero él no hizo ningún comentario.

La conversación no era muy animada, así que le propuse ir a un lugar más íntimo para poder charlar más tranquilamente.

Fuimos a un restaurante y él se seguía portando de forma extraña.

Estaba como ausente. Intenté que se animara y empecé a pensar si sería por culpa mía o por cualquier otra cosa.

Le pregunté y me dijo que no tenía que ver conmigo.

Pero no me quedé muy convencida. En el camino para casa, en el coche, le dije que lo quería mucho y él se limitó a pasarme el brazo por los hombros, sin contestarme.

No sé cómo explicar su actitud, porque no me dijo que él también me quería, no dijo nada y yo estaba cada vez más preocupada.

Llegamos por fin a casa y en ese momento pensé que quería dejarme. Por eso intenté hacerle hablar, pero encendió la tele y se puso a mirarla con aire distante, como haciéndome ver que todo había terminado entre nosotros. Por fin desistí y le dije que me iba a la cama. Más o menos diez minutos más tarde, él vino también y, para mi sorpresa, correspondió a mis caricias e hicimos el amor. Pero seguía teniendo un aire distraído.

Después quise afrontar la situación, hablar con él cuanto antes, pero se quedó dormido. Empecé a llorar y lloré hasta quedarme adormecida. Ya no sé qué hacer. Estoy casi segura de que sus pensamientos están con otra mujer. Mi vida es un auténtico desastre.

 Diario de él

El Madrid perdió. Al menos eché un polvo.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR